¿Es realmente todo lo orgánico tan bueno?

La respuesta es, no siempre. Para comprender el motivo de esta respuesta, primero debemos aclarar un par de puntos. Lo primero sería preguntarte ¿qué entiendes por producto orgánico? Todos sabemos que algo orgánico es aquello cuya estrucura básica está formada por polímeros de carbono. Pero cuando hablamos de comida orgánica la cosa cambia, pues un producto orgánico no es más que aquél que cumple una serie de normas impuestas por un gobierno.  Otra de las preguntas que debes hacerte, una vez que sabes lo que son los alimentos orgánicos es ¿por qué debes comer productos orgánicos? me imagino que lo primero que se te viene a la cabeza es el tema de salud (sobre todo por el menor uso de pesticidas) y seguramente si piensas un poquito más te darás cuenta de que en principio es mejor para el medioambiente.

Si has llegado hasta aquí, es porque parece ser que te empieza a picar la curiosidad, así que voy a ver si puedo saciar esa sed de conocimiento. Lo primero que te recomendaría es ver el documental In Organic We Trust (En orgánicos creémos).

orgánico

Pero si no lo quieres ver, pues te voy a hacer una pequeña reseña con la que  intentaré explicar un poquito más el gran negocio que hay detrás de la palabra orgánico y comentaré, a partir de ideas tanto propias como extraídas del documental, lo que para mí significa ‘orgánico‘.

Pues imagina un país como Estados Unidos -es fácil, Hollywood nos ha facilitado el camino- , que es el ejemplo perfecto de capitalismo puro y duro, y debido a ello muchas compañías han visto en el término orgánico un filón importante para hacer pasta. Si hay mucha pasta, ten por seguro que habrá grandes compañías detrás, y por tanto debería existir una mayor participación del Estado. Precisamente es el propio Estado el que configura las leyes para certificar los productos orgánicos. Un dato que aparece en el docu: de 13000 granjas visitadas en un año, solamente 10 perdieron la certificación de orgánica. Por cierto, a los granjeros orgánicos el gobierno le cobra más pasta por ser orgánicos.

Entonces si el orgánico está de moda, y es el gobierno el que está poniendo las normas de certificación, solamente tengo que cumplir esas normas y preparar el papeleo para hacerme de oro. Este es el pensamiento de las grandes compañías. ¿Cúal es el resultado? Muy sencillo, en cuanto a producción se refiere, les da igual contaminar más o usar más superficie cultivable mientras cumplan las normas para obtener la certificación. Además, no conformes con esto, las grandes compañías compran grandes cantidades de productos orgánicos a otros países, como azúcar, vainilla, etc. El resultado, obtengo un producto “orgánico” sí, pero siguen contaminando y no es un sistema sostenible. Además al ofrecer al consumidor un producto más barato, estoy desplazando a los pequeños productores  locales de comida realmente  orgánica. En resumen, que la etiqueta de “orgánico” no se corresponde con la imagen mental que muchos tenemos de lo orgánico; actualmente se ha convertido en un eslogan que no certifica ni la calidad del producto, ni su salubridad, ni la sostenibilidad medioambiental del proceso de producción, eso sí, vende mucho.

Por todo esto desde mi punto de vista, producción de  orgánica es una forma de vida y una filosofía basada en:

  • Apoya a productores locales, preferiblemente orgánicos de verdad
  • Compra en pequeños mercados o si no es posible en pequeñas tiendas, nuevamente, orgánicas mejor
  • Evita comprar comida basura, comidas con más de 5 ingredientes o con nombres ilegibles
  • Cultiva todo lo que puedas en casa
  • Enseña a los demás y comparte tu filosofía
  • El camino lo marcamos los consumidores

Si seguimos estos pasos estaremos consumiendo productos orgánicos de verdad y eso será bueno para nuestra salud, para el  medio ambiente y la economía de nuestra región.

Por último os dejo la web In Organic We Trust. Y ya de paso le voy a dar un pequeño tirón de orejas al documental, no por la calidad del mismo, si no por los precios que pide por la difusión del contenido (los podéis ver en la web). Sobre todo porque me parece un poco cínico criticar el capitalismo y promover la difusión de una filosofía, cuando despúes implantas unas tasas de hasta 250$ solamente por reproducir el contenido en escuelas. Sinceramente, creo que a toda persona que le guste el documental y se encuentre identificado, como me ha pasado a mí, es un potencial donante de pasta, pero al ver esos precios que pides, te has quedado sin nada, Kip Pastor (es el productor y director). Yo el docu lo he cogido prestado en la biblioteca, e iba a donar pasta pero ahora no le daré un duro. Soy consciente de que de algo tendrá que vivir, pero viendo el documental y a quien va dirigido, con las donaciones obtendría beneficio y sin duda un mayor número de visualizaciones que creo que es el objetivo de todo documental que se precie.

Sir Verdoso

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Es realmente todo lo orgánico tan bueno?

  1. Bien cierto todo esto, pero yo normalmente traslado estas noticias a mi situación personal, de poco me sirve fijarme en como es la comida que adquiere un neoyorquino en Manhatan por ejemplo.
    Los vegetales pueden estar tratados con pesticidas y contener sustancias potencialmente tóxicas para nuestro organismo ? cierto.
    Incluso les reducen o eliminan el aporte de ciertos minerales como el magnesio para que crezcan más rápido, etc etc.
    Pero volvemos a los casos personales, las verdudas que plantan mis padres en su ¨leira¨ , llevan estos productos ? y las señoras a las que le compro las zanahorias en la plaza de abastos ? no lo creo.
    yo creo que esto es extrapolable en estos casos, cualquier producto de consumo humano puede ser bueno y malo según su procedencia, origen y manipulación, sea o no un alimento.
    Y en el caso de los alimentos los vegetales si pueden causarnos problemas por estar contaminados, pero siempre menos que una carne contaminada.
    Lo dice uno que come chuletones como cualquiera, eso si, intento compensarlo de otras maneras y me inflo a vegetales y frutas que en un 80% de los casos conozco su procedencia y garantía de calidad.

    😉

  2. Lo primero muchas gracias por el comentario Ray!!!

    No puedo estar más de acuerdo contigo.

    Efectivamente tu sitación personal desde mi punto de vista ¡es la mejorcita que se puede tener! Pero este tipo de entradas las dirijo sobre todo al resto de gente que vive en ciudades y que no tiene acceso a vegetales de su “leira”, o no se han planteado nunca acceder a una. Esas personas son las que se tienen que replantear muchas cosas y de ellas depende, en gran medida, cambiar el sistema actual de agricultura.

    Te lo dice uno que cuando vivía en Galicia tenía esa leira y ahora ¡la echa de menos un huevo!

    Muchas gracias de nuevo y a seguir en la línea que nos comentas, ¡productos locales y de calidad!

    Un saludo.

Comenta like a Sir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s