El Camino del Biólogo

Existen muchos caminos en la vida. El mío es el camino del biólogo y voy a lanzar al aire una breve reflexión. Como todas las opiniones, es posible que cause el descontento de muchos y el asenso de unos pocos, en ningún momento pretendo ofender ni faltar al respeto a ningún profesional, aunque hay muchos que se lo merezcan por capullos. Por lo tanto futuros estudiantes, matriculados, licenciados, doctores y profesores de biología, esta entrada está dedicada especialmente para ustedes. Me parece estupendo que os guste, que os apasione nuestra carrera, pero hoy estoy aquí para intentar mostrar la cara más oscura de esta profesión.

Cuando eliges como carrera biología, empiezas muy ilusionado e iluso de ti, te ves en el futuro en una selva haciendo documentales a lo Félix Rodríguez de la Fuente o a lo David Attenborough. Te ves en un barco estudiando a los grandes cetáceos. Te ves salvando el Amazonas, protegiendo ecosistemas de las garras de multinacionales sin escrúpulos que devastan el planeta por cuatro perras. Algunos incluso se ven descubriendo la cura contra el cáncer o la malaria. Pues vete aterrizando para no pegarte el ostiazo.

Al empezar la carrera, ya en el primer año te vas a topar con el primer escollo. El año de la criba. Esto es, tus archienemigos, esas asignaturas que pensabas no volver a ver cuando dejaste el bachillerato. Matemáticas avanzadas, Física cuántica cuanto menos, Químicas, Estadísticas y todo ese rollo patatero. Es el año de la criba porque el porcentaje de peña que planta al ver semejante montón de porquería es muy alto. Pero eso no es todo. Aquí viene una de las movidas, que echando la vista atrás, más me toca las bowlings for colombine: Botánica. Una asignatura que nos podría ayudar a comprender la importancia de las plantas en el ecosistema y en nuestro día a día. Podrías salir al Campus en todas y cada una de las prácticas a identificar plantas y árboles (si bien es cierto que creo haber salido una vez). Te podrían enseñar un montón de cosas. ¿Y qué hacen? Te meten en un laboratorio con claves dicotómicas del año de la cachimba  y te obligan a chaparte los ciclos de los pinos. Resultado, un odio crónico de todos los biólogos por las plantas, exceptuando los cuatro gatos que nos especializamos en la rama. De todos modos, puesto que desconozco el programa de estudios actual voy a dejar de meter caña a algo que es parte del pasado pero que nunca dejará de joderme.

A pesar de todo esto, tú, decides seguir por el camino del biólogo, porque es tu objetivo y es el camino que has elegido. No será fácil, te compararán con la maldita Ana Obregón, pensarán que eres un perro flaútico amigo de las plantas que se fuman e incluso algunos casos extremos te dirán que los biólogos somos médicos fracasados. Tiene cojones el asunto.

el camino del biólogo

Pero a ti todo eso te da igual, sabes que es tu camino y estás dispuesto a soportar lo que sea con tal de conseguir tu objetivo. Es el modo en el que has elegido ganarte el pan en un futuro, así que lo único que pretendes es terminar la carrera. Pasarás por prácticas nefastas, asignaturas que mejor no recordarlas, profesores galácticos (en el peor sentido de la palabra) y profesores estelares (auténticos genios). Harás tus primeros pinitos en el laboratorio, seguramente te obligarán a contar chorradas o tendrás que hacer la misma tarea una y mil veces. No les interesa que pienses. Así seguirás hasta terminar la carrera, de la cual saldrás sin tener ni idea de nada ya sea porque no has pisado un aula, porque las prácticas han valido para más bien poco o porque te has dedicado a chapar como un loco durante un par de meses al año para vomitar esos conceptos en un examen, conceptos que olvidarás nada más salir por la puerta. Pero por si las moscas, cuando terminen los exámenes te cogerás tal cogorza que definitivamente eliminarás ese espacio en tu disco duro dejando sitio para septiembre o para el año que viene. Así pasarán tus maravillosos días de estudiante y digo lo de maravillosos de corazón. Sin lugar a dudas el momento más feliz de tu vida, ni ser padre, ni madre ni mariconadas de esas, mucho mejor la vida del estudiante.

Una vez terminado el periplo estudiantil empieza lo “bonito”. Si has elegido el camino del doctorado mucha suerte:

No es más que una extensión de la pesadilla, una prolongación de la agonía. Porque en mi generación diría que un altísimo porcentaje de colegas y conocidos se han decantado por el camino de la investigación. Os deseo lo mejor, de verdad, hay que ser muy valiente para seguir esta senda, es un camino muy largo y muy perro. Una vez finalizado el doctorado si pretendes quedarte en España de por vida espero que hayas trabajando como una bestia parda para ser el puto amo, que hayas hecho muchos contactos y que tengas mucha suerte. Estás jodido. Si por el contrario decides pirarte al extranjero pensando hacerte rico, porque has alcanzado la máxima cualificación académica posible, pues mala suerte atrrrrrruuuuuuássssss. Sueldo de caca, pocas vacaciones y a currar como un negro. En Canadá ganas más por hora cortando el césped que como posdoc y si te vas a currar al petróleo ya mejor ni hablar…

Si por el contrario has decidido salir del laboratorio porque lo odias, bienvenido a mi mundo. He terminado mis estudios en 2009, 5 años ya y no he tenido ni una mísera entrevista como biólogo (busco trabajo como mínimo una vez por semana desde que he terminado, independientemente de si estoy empleado o desempleado). Me refiero a un curro como biólogo de verdad, esto es, no relacionado con ventas. Ni una entrevista. 0. Ya no digo trabajo, digo: ENTREVISTA. Es muy serio el asunto, desconozco el número de CV y cartas que he podido mandar, pero más de 1000 seguro. ¿Hago algo mal? ¿Es que soy muy feo? ¿Sobrecualificado? ¿Sin experiencia? ¿Experiencia en qué hijos de puta?. Todas las respuestas son sí, menos la última que evidentemente es retórica.

Como conclusión la biología mola mazo, pero conseguir un chollo es muy jodido sigas el camino que sigas. ¿Por qué? Pues yo me imagino que porque somos demasiado guapos y sexys, pero eso es mi opinión. Lo que mucha gente piensa es que más bien España está gastando pasta en nuestra educación, genera biólogos, los lanza al mercado para después no invertir un puto pavo en investigación. Y no conformes con eso recortan en educación, de modo que opositar para profe se convierte en algo tremendamente complicado. Pues nada nos piramos a otro país para ser camaretas. ¡Bien España, bien, lo estás haciendo de puta madre!

Pero que sepáis que soy un puto martillo pilón y próximamente tengo pensado lanzar mis CV desde Canadá al resto del puto mundo y arre Dios que sea en donde sea, y aunque tenga que mandar un puto millón de currículos me van a dar trabajo como biólogo, porque ese es mi camino.

Sir Verdoso

Anuncios

2 comentarios sobre “El Camino del Biólogo

  1. Ni un paso atrás hijo mio tu eres BIOLOGO y harás lo que quieras hacer siempre con el apoyo de tus padres que estamos aquí para velar por ti.

  2. Ánimo a mi no me ha ido mal después de acabar mi doctorado acabe en una empresa y no lo tengo en biología molecular…que quede claro…precisamente por que pienso como tu…me negué a aceptar trabajos que no tivueran que ver con lo mío y persistí…y al final hop salió y mi sueldo anual triplica el de un catedrático…y ojo sigo escribiendo papers…la pega vivo a 16000 km de casa pero cuando vuelvo voy en primera con toda mi familia…así qué ánimo y no pierdas la esperanza

Comenta like a Sir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s