Kurt Vonnegut, un señor Sir

No sabía quién era Kurt Vonnegut hasta que hace una semana me encontré esto; así que para datos acerca de su obra y biografía aquí está su entrada en la Wikipedia, que no he leído, y esta otra entrada de principia marsupia, que he leído a medias.

Aún así, que seguro que era la ostia como escritor y en breve os lo diré, porque pasa a mi lista de futuros, me llena de orgullo y satisfacción nombrar al bueno de Kurt Sir honorífico cum laude por la historia que procedo a contaros:

En el año 2006, un año antes de su muerte, recibió una serie de cartas de parte de los alumnos del instituto Xavier que formaban parte de una tarea propuesta por su profesora. Se trataba de que escribirían a diversos autores de su elección comentando su obra y solicitando consejo. El único en responder fue Sir Kurt Vonnegut pero no es el mero hecho de la respuesta lo que le hace digno de mi admiración, sino el contenido de la carta que remitió a los alumnos y a su profesora.

Sí, está escrita en inglés, así que traduzco más abajo. Y sí también, lo que aparece abajo a la derecha de la imagen es su firma super-puto-guay, y también lo admiro por ello.

Kurt Vonnegut

“Querido Instituto Xavier, y señorita Lockwood, y Messrs Perin, McFeely, Batten, Maurer y Congiusta:

Os agradezco vuestras amistosas cartas. Vosotros sí que sabéis cómo animar a este viejo (84) en sus años del ocaso. Ya no aparezco en público porque me parezco demasiado a una iguana.

Además, lo que me gustaría deciros no me llevaría mucho: practicad cualquier arte, música, canto danza, teatro, dibujo, pintura, escultura, poesía, ficción, ensayo, reportaje, no importa cómo de bien o mal, no para conseguir dinero y fama, sino para experimentar el placer, para ver qué lleváis dentro, para hacer crecer vuestro espíritu.

¡En serio! Quiero decir, empezando ahora mismo, practicad un arte y practicadlo por el resto de vuestras vidas. Haced un dibujo de la señorita Lockwood y dádselo. Volved bailando a casa al salir de la escuela, cantad en la ducha y así en adelante. Dibujad una cara en vuestro puré de patatas. Fingid que sois el Conde Drácula.

Aquí tenéis los deberes para esta noche, y espero que la señorita Lockwood os suspenda si no los hacéis: escribid un poema de 6 líneas sobre lo que sea, pero que rime. Hacedlo tan bien como podáis. Pero no le digáis a nadie lo que hacéis. No se lo enseñéis a nadie, no lo recitéis ante nadie, ni siquiera a vuestra novia o padres o quien sea, ni siquiera a la señorita Lockwood, ¿de acuerdo?

Rompedlo en pequeñas piezas, y repartidlas por papeleras que estén bien separadas. Encontraréis que ya habréis sido gloriosamente recompensados por vuestro poema. Habréis experimentado, habréis aprendido un montón sobre lo que hay dentro de vosotros, y habréis hecho crecer vuestro espíritu.

¡Que Dios os bendiga!

Kurt Vonnegut”

Kurt Vonnegut

Sir Sepioso

Anuncios

5 comentarios sobre “Kurt Vonnegut, un señor Sir

Comenta like a Sir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s