EITB Censura un sketch sobre las puertas giratorias entre políticos y energéticas

En otro ejercicio de transparencia por parte de los canales gobernados por las instituciones (que conste que no estoy en contra de una televisión pública, sino en contra del uso partidista o partidistas de una televisión pública) vemos que una parte de un capítulo del programa Euskadi Movie (heredera de Vaya Semanita) ha sufrido la censura en este sketch que ironiza sobre las puertas giratorias en la política y las empresas energéticas.

 

En Sir Verdoso, como no, nos vemos en la obligación de ponerlo.

black_no_censura_button

Sir Blancoso

Explotaciones hidroeléctricas: cómo hacerse rico matando ríos

Esta semana Sir Verdoso trajo a mi pantalla el artículo Los siete macroproyectos  que amenazan el corazón del Amazonas; en él se exponen las graves amenazas para la biodiversidad, para el modo de vida  e incluso para la vida, de los integrantes de varias tribus indígenas. Parece ser que la cuenca del río Tapajós, afluente del Amazonas, ha despertado  el interés de empresas eléctricas y  mineras, que ya han presentado y comenzado a ejecutar varios proyectos de centrales y explotaciones. El desarrollo industrial de la zona sería una auténtica tragedia ecológica y cultural.  La construcción de las estructuras planificadas inundaría y contaminaría uno de los puntos calientes de diversidad del planeta , y obligaría a tribus enteras a cambiar totalmente su modo de vida tradicional. Actualmente, el asunto está en los tribunales y parece que va para largo.

 

Presa amazonas-popup

Obras en la cuenca del Amazonas. Pincha en la imagen para ir a la fuente

La situación en la Amazonía es preocupante, aunque no lo es menos la de la gestión de los ríos en España. Los planes de la administración para el futuro próximo, suponen aumentar la mercantilización del agua con diversos fines; en el artículo El gobierno pone precio a los ríos podréis conocer cómo vamos a matar la gallina de los huevos de oro, si es que no está muerta ya. Expondré la situación que mejor conozco: la de los ríos gallegos. Según el Instituto Galego de Enerxía, en los ríos gallegos existen 41 centrales eléctricas  y unas 120 minicentralesEs cierto que la energía hidroeléctrica es renovable, pero eso no implica que no cause graves daños ecológicos y socioeconómicos a la región donde se aplica.

portodemouros2

La presa de Portodemouros, cercena el río Ulla  a sólo 70 km de su desembocadura, haciendo inaccesible para los peces migradores las zonas de cabecera, es decir, las  zonas de reproducción o de crecimiento de esos animales. Fuente de la foto.

La riqueza natural de nuestros ríos ha sido expoliada por las empresas eléctricas. Tanto las centrales como las minicentrales (que no os engañe el edulcorante prefijo de las segundas), suponen un daño ecológico tremendo. El río se rompe en dos ecosistemas distintos, más pobres e independientes,  porque las presas suponen una barrera que impide la migración y dispersión de los organismos. La calidad del agua se ve alterada física y químicamente tanto aguas arriba como aguas abajo del obstáculo, ejemplo de ello son los peces muertos que habitualmente flotan cerca de las restituciones de caudal de las centrales. Los que están descuartizados proceden del embalse y se han colado en las turbinas, pero los que están enteros probablemente hayan muerto por un exceso de aire disuelto en el agua, consecuencia del paso del agua por las turbinas, que normalmente se traduce en la muerte de los peces de la zona por embolia gaseosa.  Ésa es una de las razones para que sea ilegal turbinar el caudal ecológico, que es la cantidad de agua que debe fluir desde cualquier presa, en cantidad y calidad suficiente, como para permitir que el ecosistema aguas abajo del embalse funcione adecuadamente. Las hidroeléctricas llevan años incumpliendo la ley tanto por la cantidad como por la calidad, hasta el punto de que en algunas de las centrales se han construido minicentrales anexas para aprovechar el caudal ecológico.

Acua16

Esturión joven. La foto está hecha en La casa de los peces, el único lugar en Galicia donde podréis toparos con estos animales actualmente.

Pese a que a mi personalmente me parece una atrocidad, entiendo que a mucha gente se la traigan al pairo las truchas, los pajaritos y los ecosistemas de las narices; nadie se escandaliza porque no queden esturiones (Acipenser sturio) en nuestros ríos y rías – sí, esos bichos de los que se saca el caviar, aquí los más viejos aún recuerdan con nostalgia al majestuoso Sollo– que hasta hace no mucho frecuentaban las aguas gallegas. Dentro de unos pocos años, a la gente le parecerá igualmente extraño que alguna vez hubiese salmones o anguilas en Galicia. pero es que la cosa va más allá. La proliferación de cianobacterias es un problema emergente de los embalses en todo el mundo, y bien representado en Galicia. Las cianobacterias encuentran un hábitat óptimo en nuestros embalses cargados de nutrientes (procedentes de las aguas residuales deficientemente tratadas y purines procedentes de la ganadería intensiva), donde ocasionalmente producen toxinas  que no son eliminadas con los sistemas de potabilización existentes, y que afectan gravemente la salud de los consumidores.

-encoro4

Floración de cianobacterias en el embalse del río Umia en Caldas de Reis. Fuente

Si la salud de los ribereños no es argumento suficiente, aún me queda un as en la manga: el económico. Cierto es que la producción eléctrica es muy rentable a corto plazo para unos pocos, pero la conservación de los ecosistemas lo es a largo plazo y para toda la población local, ya que la explotación de la pesca deportiva o de recursos forestales y cinegéticos,  es tanto o más rentable económicamente que la explotación hidroeléctrica. Ya es hora de que abandonemos el desarrollismo tercermundista, es hora de que dejemos de sacrificar nuestras riquezas naturales por cuatro perras y una bolsa de chuches, porque además, esas cuatro perras que pagan las concesionarias al estado, salen de los bolsillos de los consumidores. Nos están vendiendo uno de nuestros bienes más preciados a 17 céntimos el kilowatio/hora. Por desgracia esto no cambiará, por lo menos  hasta que todos seamos conscientes de que lo único que resulta económicamente sostenible a largo plazo, es lo sostenible ambientalmente a corto plazo.

Por si no me creéis, os dejo aquí un pequeño reportaje muy interesante sobre la situación de los ríos Gallegos. No tiene desperdicio.

Sir Cremoso

Esclavitud moderna: el caso de Amazon

Amazon

Logotipo de Amazon

Si en el post Alienación tecnológica os presentaba una de las caras amargas de ir a la vanguardia digital, en éste, os introduzco en otra: la explotación laboral y la “canibalizacion” del mercado. Para ello, Sir Verdoso me ha puesto en la pista de un docu-reportaje de la televisión pública alemana que ha suscitado una gran polémica dentro de las fronteras teutonas, y que aquí, por desgracia, no ha tenido la suficiente repercusión mediática. Antes que nada, de que vuestra indignación vaya in crescendo y tengáis ganas de partir caras o de batiros en noble duelo (que para algo sois sires), os voy a poner en antecedentes.

¿Qué es Amazon? ¿Quién es su fundador? ¿Cómo ha sido su evolución en el tiempo?

Pues bien, Amazon es una plataforma de e-commerce puesta en marcha en 1994 por Jeff Bezos, nacido en Albuquerque, Nuevo México, allá por los años 60. En sus inicios, la multinacional se dedicaba exclusivamente a la venta online de libros, pero, en la actualidad, ha ampliado su oferta a todo tipo de productos. Su fundador, al igual que el fallecido Steve Jobs, es considerado por muchos un visionario de las nuevas tecnologías: el creador de un paradigma empresarial en ese mundo sin fronteras que es la nube. Un modelo de negocio a emular, dado los ingentes beneficios que genera y que terminan, como de costumbre, en manos de muy pocos: la revista Forbes estima en 25.200 millones de dólares la fortuna de Bezos, quien ocupa el puesto número 19 en la lista de los hombres más ricos del planeta. Poco o nada importan los medios que ha utilizado el empresario estadounidense para acumular esa riqueza, que se pase por los <<mismísimos>> la seguridad laboral de los trabajadores (si no de todos, desde luego de una parte muy considerable de los que conforman su plantilla) o que busque todos los  agujeros posibles para evadir impuestos al fisco. Precisamente por este último motivo se inició una campaña en el Reino Unido que ha sido suscrita por 174.534 personas en el momento que escribo esta entrada. En ella, Frances y Keith Smith, libreros desde hace años, hacían un llamamiento para presionar a Amazon a que pague los impuestos que le corresponden y adjuntaban el reporte de la comisión parlamentaria británica que advertía sobre las irregularidades del gigantesco almacén en cuestión tributaria.

Evasión fiscal y “canibalización” del mercado

El periodista español Pascual Serrano explica en su sitio web personal que la memoria oficial de Amazon para el año 2012 registra una recaudación en el Reino Unido de 5.000 millones de euros y el pago en concepto de impuestos de tan solo 2,8 millones. <<Además, había recibido 4 millones de euros en subvenciones del Gobierno británico.>>, señala Serrano. En España la situación tiene los mismos visos. Según el diario digital La Marea, Amazon Spain Fulfillment SL, filial española ubicada en San Fernando de Henares, declaró para 2011 unas ventas totales de 314.417 euros y obtuvo un beneficio neto de 693,86 euros tras abonar 551,79 euros en concepto de impuestos de sociedades. El Economista afirmaba el pasado mes que la Agencia Tributaria está investigando cuál es la verdadera dimensión de los negocios de la empresa en España. ¿Cómo consigue defraudar al erario público tanto dinero en tantos países? A través de un entramado societario con sede matriz en Luxemburgo que le permite facturar sus ventas en el pequeño ducado, eludiendo tasas fiscales mayores en los países de los que obtiene sus ganancias. Además, la empresa ha sido acusada de competencia desleal por el gremio librero en países como Francia, Reino Unido y ahora también España, ya que la multinacional vulnera el estipulado como precio único para los  libros; a la multinacional no le importa tener pérdidas en determinados libros/mercancías ya que es su forma de fidelizar nuevos compradores, menoscabando la red local de librerías, que por otra parte, y al contrario que Amazon, carecen de subterfugios para evadir capital.

Explotación laboral

Respecto a la explotación laboral, solo diré que pinchéis en el vídeo.

<<[…] desgraciadamente, los consumidores buscan muy a menudo “un buen precio” antes que pensar en los trabajadores>> 

Jean-Baptiste Malet

 

Sir Rojosa & Sir Verdoso

“En Galicia no se pide nada. Se lucha.”

Hoy he leído en La Voz de Galicia -entre otras barbaridades que elevan a El Mundo Today a nivel de prensa seria, algunas de ellas yo creo que incluso punibles penalmente- un titular sobre el caso Prestige que me ha revuelto las tripas:

“Queda al desnudo lo que fue una manipulación gigantesca”

Esto lo dice el Sr(?) Aznar sobre la supuesta manipulación del caso por la oposición y la plataforma Nunca Máis. Yo me cago en tos sus muertos, ¿manipulación?¿las más de 70.000 tm de fuel (no crudo, FUEL, muchísimo más contaminante que el petróleo) fueron una manipulación? ¿las cacerías durante los momentos decisivos de la mayor catástrofe ambiental de este país fueron una manipulación? ¿los hilillosh de plashtilina fueron una manipulación?

No voy a seguir porque creo que Sir Negroso en la entrada La Negra Sombra del Prestige expresa muy bien lo que todos los seres racionales, Gallegos o no, sentimos. Os dejo a continuación un artículo de Perez-Reverte publicado en  El Semanal, 2 de febrero de 2003.

Gallegos

Tengo en casa un antiguo álbum de Castelao: cuarenta y nueve láminas en folio, cada una con su leyenda. Nos, se llama. Nosotros. Los dibujos son de hace casi un siglo: viñetas de la vida gallega campesina y marinera, nacidas como consecuencia de las huelgas de la época, las matanzas de labriegos y el caciquismo. Imágenes y textos tan pesimistas y terribles que, en palabras del autor, queman como un rayo de sol a través de una lupa.

De vez en cuando le echo un vistazo a ese álbum, por la belleza de sus estampas y por el conmovedor sentido de sus textos. La lámina número 9 muestra a una pobre aldeana que carga un ataúd rotulado Ley mientras dice: ¡Canto pesa e como fede! («Cuánto pesa, y cómo apesta»). En la número 16, un niño pobre le dice a otro: O que sinto eu é que algún que maltratou a miña naí morra denantes de que eu chegue a hombre («Lo que siento es que alguno que maltrató a mi madre muera antes de que yo llegue a hombre»). Y en la 37, un campesino comenta, hablando de sus rapaces: Téñoche un tan listo que ten quince anos e xa non cre en Deus («Tengo uno tan listo que tiene quince años y ya no cree en Dios»). Hay otras láminas irónicas y terribles, incluida una que me remueve por dentro cada vez que la miro: Eu non quería morrer alá. ¿Sabe, miña naí? En ella, ante una pobre mujer resignada, bajo un crucifijo y una mesa con medicinas, un demacrado emigrante agoniza diciendo: «Yo no quería morirme allá. ¿Sabe, madre mía?».

Gallegos. Ahora, con la historia del Prestige, he vuelto a sentarme a pasar las páginas de Nos. Ya no es, por supuesto, aquella Galicia donde el pobre anciano daba su hijo para Cuba y su nieto para Melilla, y luego perdía la mísera choza por no poder pagar los impuestos. Sin embargo, quedan ecos. Aunque ese ángulo de España es moderno y mira al futuro, aún conserva desdichados aires de lo que, habiendo cambiado, nunca llegó a cambiar del todo: el lastre del caciquismo, la injusticia y el olvido. Pensé mucho en eso estos días, viendo a los gallegos en la tele, oyéndolos hablar en la radio con la amarga y sabia gravedad de quien lo tiene todo muy claro. Conscientes, desde los tiempos de Castelao y desde mucho antes, de que as sardiñas volverían se os Gobernos quixesen; pero los Gobiernos, o no quieren, o hasta ahora les importaron las sardinas un carajo. Por eso, cuando el enemigo asomó frente a la Costa de la Muerte en forma de mancha de fuel los gallegos, en vez de mirar a Madrid y llorar cruzados de brazos esperando soluciones o milagros, salieron a pelear, estoicos, que no resignados -sólo algunos políticos idiotas confunden una cosa y otra-, sabiendo desde el principio que iban a hacerlo, como siempre, solos. Con silencios, dignidad y coraje. A reñirle a la vid ese duro combate en el que son expertos desde hace siglos, dejándose la piel en las playas y en el mar. Luego vino la hermosa solidaridad de otros lugares y gentes de España; y al cabo, la lenta y torpe reacción oficial. Pero eso fue después. Al principio, cuando se lanzaron a la lucha, los gallegos ni pedían, ni esperaban. Sólo contaban con sus pobres medios. Y con sus cojones.

Es la lección admirable de esta tragedia: la extrema dignidad gallega incluso en el caos de principio, cuando la incompetencia oficial y la desesperanza. No queremos limosnas, sino ayuda, repetían. Que las marquesas del Rastrillo se metan los juguetes de reyes donde les quepan que quede claro que la pasta recaudada por ésto o aquéllos es para pagarse sus banderitas, y no cosa nuestra. Aquí no hace falta caridad, porque tenemos manos y cabeza. Lo que necesitamos son medios técnicos y vergüenza por parte de la Xunta, del Gobierno y de la puta que los parió. Y oyéndolos, viéndolos organizarse y actuar con sus barcos y los artilugios fruto de su ingenio, encima irse a Francia a explicar a los gabacho que la marea negra no había que esperarla en la costa, sino ir a su encuentro con decisión y combatirla en alta mar, me estremecí de admiración, y orgullo confirmando en sus palabras, en sus rostros curtidos y duros, en la firmeza de las mujeres que chapoteaban entre el fango de las playas, que habrían peleado igual aunque hubiesen estado solos, porque lo estuvieron siempre, y tienen costumbre. Así que, a partir de ahora, más vale que los Gobiernos se espabilen con las sardinas. Las cosas han cambiado desde aquel En Galiza non se pide nada. Emígrase, de Castelao. Mucho ojo. La nueva leyenda se la han ganado pulso dando ejemplo a toda España, y es otra: “En Galicia no se pide nada. Se lucha”.”

 

 

Sir Cremoso

La Negra Sombra del Prestige

prestige

El corazón me pide escribir esto en gallego, pero siendo consciente de que puedo llegar a más personas, disculpadme si hago mi reflexión en castellano.

Pienso que te has ido, Negra Sombra. Pienso que sólo eres un mal recuerdo, un caso tapado por el tiempo. Siempre pienso: Ya no está en mis manos. He hecho lo que he podido en su momento. He ido a limpiar hilillos de chapapote, junto a muchos otros…y limpiarlos nos ha costado tiempo, esfuerzo… y quizás salud. Por ayudar a nuestra tierra, hemos ayudado a los que con impunidad e injustamente se dedican a destruirla. Y nuestra tierra somos las personas también. Hemos limpiado la negra sombra que manchaba la costa, limpiando también de paso las almas que negligentemente actuaron, y mirad lo que hemos conseguido. Los hemos elevado a lo más alto.

Y cuando pienso que se ha ido, se vuelve y me hace burla. En mi cara. La segunda burla, hace años, “sorprendido” por el resultado de las elecciones locales justo después del “accidente”. He empezado por el segundo, sí, que es consecuencia del primero. Ver a los de la gaviota salir triunfantes en las zonas afectadas y alrededores, después de aquello… hace que mi fe en el ciudadano descienda. Y todo se debe a la primera burla de la Negra Sombra. Un zas! en toda la boca en aquella mañana de paleta, cepillo, cubo, mascarilla y mono blanco. Dirigiéndome a la zona que se nos había asignado, había un pescador, cuya riqueza se había visto arruinada con la destrucción del mar… o no, porque sentado en una silla de madera en el porche de su casa, al pasar nosotros, soltó: “Aquí vienen los de la ciudad a limpiar”, poniendo voz de refinolismo. Su riqueza no se había perdido. Ni siquiera había disminuido. Comprado con dinero, no le interesaba arrimar el hombro para recuperar su medio de vida. Con el Prestige vivía mejor. Y he limpiado su alma. Y él ha redimido a los que le quitaron su pescado de cada día y a cambio le han dado uno más fácil, multiplicando panes y peces. Un milagro… que desencadena la segunda burla.

Y ahora, la tercera. La del “aquí no ha pasado nada”. Quieren borrar todo rastro, y lo hacen descaradamente. Como habitualmente sucede, el capitalismo extremo está haciendo que la justicia se venda como si de fiambre se tratase en una carnicería. Si tienes dinero, compras ibérico. Si no, chopped del malo. Y te jodes.

Un atentado ecológico queda sin responsables, mientras te están diciendo que autoabastecerse de energía limpia solar es ilegal, y que sin orden judicial pueden venir a comprobarlo. Y ahí seguro que te empapelan. Pero, ante eso…¿qué son unos hilillos? Nada, para la (in)justicia.

Y mientras esto siga así, mientras la causa no tenga efecto, vendrán otras Negras Sombras. Y no nos abandonarán nunca.

Sir Negroso

P.D.: Las opiniones siempre son muy personales. Igual que los sentimientos.

Las Cosechas del Futuro

Me gustaría compartir con vosotros este pedazo de documental. Concierne no solamente a todos aquellos que os interese la agricultura, sino que afecta a todos por igual, puesto que todos vivimos en el mismo mundo y absolutamente todos dependemos de la agricultura. No es ningún documental para hippies ecólogos anti transgénicos y todo ese rollo, olvidaros de eso. El vídeo nos enseñará como otro modelo de agricultura es totalmente posible, siendo incluso, mucho más factible que el modelo instaurado actualmente, que pronto acabará con nuestra salud y nuestro planeta para que unos pocos llenen sus asquerosos bolsillos.

Seguir leyendo “Las Cosechas del Futuro”

Estampida en el Congreso

Que hermoso ver a nuestros representantes escapar antes de levantar la sesión y antes de saber el resultado de la votación, ¡incluso algunos se piran antes de la última votación!. ¿A quién le puede importar cuando estamos a vísperas de un puente? Que viva nuestra clase política, que viva el partidismo y que viva España coño, ¡VERGONZOSO! Pincha en la imagen para ver el vídeo

estampida-congreso

Decir que por lo menos hay algunos que dan más pena que otros

Sir Verdoso

Para los que no lo hayáis visto…

Quizás porque opino que con quién se debe ser más crítico es con uno mismo, suelo ser tocanarices con aquellos que me son afines. Las posturas muy distantes de la mía me suelen parecer fácilmente desmontables – si no las adoptaría- así que me gusta buscar los puntos débiles de las ideas u opiniones semejantes a la mía, y eso suelo hacer con el programa de Salvados. Normalmente no me suele costar encontrar tres o cuatro cosas criticables (para mí). Esta vez me resultó casi imposible.

Pinchad en la imagen si os apetece verlo.

¿La vida sigue igual?

Sir Cremoso

Ande andará la libertad

Sir Rojosa nos enseñó hace un par de días quienes se encuentran detrás de los medios de comunicación ,y hoy precisamente, nos encontramos con que el Gobierno y el PoPó se quieren cargar a Wyoming por ser “un formato incómodo y, en ocasiones, ofensivo” . Precisamente es lo mismo que pienso yo de su forma de hacer política, pero como la mayoría de Españoles los ha votado, y estoy seguro, lo seguirá haciendo, me tengo que joder y emigrar (que lo mismo podrían hacer ellos si no les gusta lo que ponen en la TV). En fin, para ir a la fuente y saber un poco más del tema, pinchad en la imagen.

Wyoming_ECDIMA20131013_0001_4

Sir Verdoso

“Este Gobierno no quiere ni sol ni viento”

He aquí el título de un intresante artículo que nos ha mandado  Sir the filibuster. Pinchando en la foto iréis a la fuente.

e.erde

El artículo básicamente habla del polémico tema suscitado por el gobierno de patraña que tenemos, con las energías renovables. Destacamos del artículo estos 2 párrafos. Seguir leyendo ““Este Gobierno no quiere ni sol ni viento””

Señores políticos

No queremos políticos con trajes,

No queremos políticos ricos,

No queremos políticos que no sepan lo que quieren,

No queremos políticos en casas para ricos,

No queremos marionetas,

No queremos que nos mintáis,

No queremos que nos tratéis como si fuésemos estúpidos,

No queremos que seáis unos vendidos,

No queremos que gastéis NUESTRO dinero en MIERDA.

Queremos gente normal, gente del pueblo en el poder

Queremos que nos representéis,

Queremos políticos, no una clase política,

Queremos gente normal en el poder,

Queremos que miréis por el bien de la mayoría,

Queremos que se antepongan los intereses del pueblo por encima de quién tiene el dinero,

Queremos que se nos trate con dignidad y transparencia,

Queremos, sobre todo gente HONRADA, que quiera sea inteligente, buen líder y sobre todo que no lo haga por el dinero o por interés, si no porque realmente quiere representar a nuestro pueblo.

Juego de Sires